enero 21, 2016

De basureros informativos e insultos al periodismo

Recuerdo en la Acampada en la Puerta del Sol hablar con un periodista de Antena 3; uno de los muchos que se acercaban todos los días sobre todo al inicio, cuando desde la Comisión de Respeto teníamos a veces que pedir un poco de tranquilidad porque alguno, ya quemado con el tratamiento de las noticias pasaba de abuchearles y de corear el "televisión manipulación" a empujarles buscando encararse con ellos. Y recuerdo sus palabras cuando me decía con pena (que me parecía sincera) "yo grabo aquí todo lo que sale, pero no puedo controlar después como lo montan ni lo que emiten". 

Cuando lo comenté más tarde, alguno me respondía que si no estaban de acuerdo con la manipulación en las noticias que dejaran el trabajo, pero nadie se paraba a plantearse que (salvo excepciones como los de Intereconomía que directamente buscaban la provocación con comentarios para grabar la respuesta) muchos de los que se acercaban allí con la cámara estaban haciendo eso, trabajar, o lo que es lo mismo, simplemente grabar, sin tampoco cobrar un dineral (no nos vayamos a creer que eso es un chollo), y que, al igual que muchas otras personas que terminan por admitir que su trabajo es una mierda pero no lo pueden dejar porque dependen de ello, no es que haya mucha oferta de trabajo para un cámara que actúe con conciencia por mucho que le asquee que lo que hacen en el estudio de edición con sus imágenes vaya en contra de todo lo que le enseñaron.

Y digo esto porque no, no es justo decir que todos los que trabajan en Antena 3 son unos impresentables, o unos periodistas de mierda o..., no lo son igual que en TeleMadrid había muy buenos profesionales y ya vimos las purgas ideológicas (ERE ilegal de por medio), o en TVE, o en El País si nos pasamos a los periódicos (y ya vemos lo que han hecho con periodistas enormes como Miguel Ángel Aguilar)...

Es cierto que ayer Antena 3 hizo el mayor de los ridículos en sus informativos, ya no sólo presentando como "exclusiva" algo que no lo era, sino lo más importante de todo, omitiendo todo lo que se pudiera borrar para intentar meter en la cabeza de los espectadores la vinculación de cuatro términos: Venezuela (Maduro), Podemos, CUP, ETA. Y así, durante minutos, se dio vueltas a la misma idea a fuego lento hasta que quedara grabada, con respuestas cortadas, muchísima información omitida, y un halo de misterio ("viaje secreto" llamaban a algo que está publicado y puede ser consultado sin problema) más propio de programas que debaten sobre concursos tipo Gran Hermano.
 
Lo que la mayoría de los espectadores frente al televisor no veían a la vez es que, mientras se sucedían las imágenes, los presentadores, olvidando por un momento que Antena 3 emite en directo una especie de "detrás de las cámaras" mediante una aplicación móvil (Periscope), no sabían muy bien qué cara poner hasta el punto de terminar soltando un "nos van a dar pero bien".

Sí, tenían razón, y desde el mismo momento en que terminó la noticia ya les estaban dando pero bien, tanto en redes sociales donde se oscilaba entre la indignación y el reírse de ellos, como en otros medios de comunicación (algo que ha continuado hoy); porque cualquiera que quisiera buscar información, alguna fuente, o esas cosas que se supone hacen los periodistas descubría lo mismo que poco después contestaban en La Marea, que aquel "viaje secreto" no sólo se podía consultar en diversas fuentes, sino que incluso la propia Anna Gabriel Sabaté había publicado un artículo sobre el mismo, y que obedecía a un Encuentro de la red de intelectuales, artistas y movimientos sociales en defensa de la humanidad (La Red) organizado en Diciembre de 2014 en Venezuela y al que acudieron (sólo en ese vuelo donde sólo mencionan una y otra vez Maduro, Podemos, CUP, ETA en realidad iban 35 personas de 13 nacionalidades, 13 de ellos españoles).
 
El encuentro contó "con la participación de más de 300 representantes de todo el mundo. Gabriel asistió junto a María José Aguilar (Podemos) al foro Crisis migratoria como expresión de la crisis del capitalismo, un atentado a los derechos humanos. Asimismo, formaron parte del mismo James Cockcroft, profesor de la Universidad de New York; el sacerdote católico Miguel D´Escoto, que llegó a ser presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y la exsenadora colombiana Piedad Cordoba, entre muchos otros. 

El encuentro multidisciplinar, cuyo programa en PDF se puede consultar en este enlace, contó incluso con representación de la revista de información española Pikara Magazine. Uno de los asistentes al foro fue Tomás Nativí, militante del UPR que recibió del gobierno de Holanda el premio Tulipán de los Derechos Humanos. Entre el resto de asistentes españoles destacan la escritora y profesora de Filología de la Universidad de Santiago de Compostela Teresa Moure, que también publicó un artículo en Sermos Galiza sobre el encuentro, y el politólogo Carles Badenes."

Anna Gabriel había publicado incluso en twitter que viajaban en el avión presidencial. Vamos, que si eso es un viaje "secreto"...

Y todo esto, igual que lo podemos buscar y consultar nosotros, también lo pudo buscar Antena 3; y debemos suponer que con sus medios, y a pesar de como titularon la noticia y como la trataron, ya lo sabía Antena 3.

¿Quiere esto decir que Antena 3 ha manipulado una noticia con toda la intención de desinformar y crear en sus espectadores una idea equivocada engañándoles?. La duda habría persistido si tras conocerse toda la información hoy se hubieran disculpado públicamente, pero no, no lo han hecho, y además han vuelto a recuperar la noticia hablando de como se ha "viralizado" pero omitiendo cualquier mención a todas las críticas que están recibiendo. Por su parte, TVE, que también tiene acceso y conoce de sobra todos los datos de la noticia ha preferido ignorarlos y ayudar a engañar a sus espectadores apoyando la "exclusiva".

¿Significa esto que llamar periodista a todos los trabajadores de Antena 3 o TVE sea un insulto a la profesión?. No, y no sería justo. Pero sí debemos tener claro que por encima de quien a veces acude a grabar unas imágenes, o incluso de quien susurra un "nos van a dar pero bien", hay unos responsables de información, Gloria Lomana en el caso de Antena 3, que son los que deciden si merece la pena contar la verdad, o les sale rentable manipularla, u obedece a algún otro tipo de "interés" el ponerse creativos. Son los que deciden olvidarse de cualquier ética y código deontológico, contra los que más de una redacción se ha llegado a plantar, quienes se convierten en un insulto para la profesión, a los que deberían pedirse cuentas y la destitución inmediata de sus puestos.

Alguno pensará que la credibilidad de Antena 3 tras este escándalo queda hundida en el barro, pero sólo lo pensarán si han leído este artículo o alguno similar, o se han molestado en buscar información, o se sorprendieron en la retransmisión por internet de la salida de la presentadora... pero si algo saben en los medios a la hora de manipular es que les sale a cuenta eso del "difama que algo queda" y que ya no hoy, o mañana, o... no, probablemente dentro de una semana me encuentre con alguien, le escuche, o lea un comentario suyo donde diga "pues mira como los de Podemos y la CUP se van con los de ETA a estar con sus amigos bolivarianos". Y dará lo mismo que le explique todo esto porque ya se habrán formado su idea y seguramente lo máximo que obtenga es un "bueno... pero de todas maneras es que de esos no me fío".

Mientras tanto lo único que podemos hacer es sentir asco, y esperar que al menos alguno de todos los espectadores a los que siguen queriendo engañar, empiece al menos a sospechar y haga algo tan revolucionario como pensar por sí mismo y no depender de lo que le vendan en la siguiente "exclusiva".

enero 11, 2016

La rendición de la CUP

Partamos de un punto claro.

El linchamiento sufrido por la CUP desde los sectores más reaccionarios ha sido como mínimo vergonzoso, y los mismos que ponían el grito en el cielo porque iban a provocar nuevas elecciones y estaban jugando con el futuro de Cataluña son los que ahora gritan porque hayan finalmente cedido ante Convergencia para nombrar un nuevo President y no llegar a la celebración de nuevas elecciones. Vamos, que hicieran lo que hicieran, hay un grupo de hipócritas que iba a seguir rasgándose las vestiduras.

Sin embargo, y olvidando a ese grupo cavernario que ahora saca su lado más onanista revestido de trapitos patrios para quejarse, irónicamente, de otros nacionalistas, la CUP ha tomado la peor de las salidas; porque por mucho que se intente vender como victoria el paso a un lado, que no retirada, de Mas, es en realidad Convergència quien ha dirigido la negociación y quien, aunque sea con otro rostro, ha terminado imponiendo sus condiciones.

Es de entender el desencanto de muchos votantes de la CUP que ahora se sienten traicionados porque no les vale ese "dijimos que no aceptaríamos a Mas y ya no es President". El cambio no debía ser sólo de una persona, el cambio debía ser de lo que durante años ha significado esa persona, sus predecesores, sus políticas y todo lo relacionado con Convergència.

Muchos agradecimos que la CUP, aunque llevara en su programa el "Procés", pusiera por delante del mismo la coherencia ante los resultados y sin dejar de defenderlo siguieran a la vez haciendo frente a los de siempre. Sin embargo ahora, y en nombre del "procés", han preferido sacrificar a dos de sus miembros y postrarse de rodillas frente a quien Mas ha querido, mientras lanzaba un discurso en el que terminaba por humillar a la CUP, a sus ideales, y a sus votantes.

Y para redondear la jugada nos encontramos con que desde la CUP se intenta demostrar que ellos no eran los beligerantes en las negociaciones, algo de lo que les acusaban, sino que llegaron a aguantar sin levantarse de la mesa salidas como la de que "la cabeza de un israelí (Mas) valía diez cabezas palestinas (CUP)". Quizás desde la CUP lo que no entienden, y menos muchos de sus votantes, es que hacían sentados a la mesa con semejantes alimañas capaces de soltar esas "perlas", y sobre todo, precisamente, ¿por qué no fueron beligerantes contra los de siempre cuando justo eso es por lo que sus votantes confiaban en ellos?.