mayo 31, 2017

Cuando la realidad (del machismo) nos alcanza


No se trata de decir "ahora te jodes" porque sólo alguien con una falta de humanidad asquerosa podría hacerlo. Sólo se regodearía en el dolor de otra persona para decirle "no tenías razón". Sólo alguien repugnante podría "alegrarse" de un asesinato para después usarlo como arma.

Ojalá la realidad no le hubiera golpeado de esa manera. Ojalá no golpeara la realidad a las mujeres, las verdaderas víctimas, como a su hija. Porque la víctima no es el padre por mucho que le pueda doler, es ella, asesinada por un machista.

Pero sí debería hacernos parar un momento, y valorar hasta qué punto mucha gente sigue negando el machismo, hasta que punto prefieren minimizarlo, hasta que punto son capaces de mirar hacia otro lado mientras la realidad de la violencia machista sigue golpeando. Hasta que un día golpea a tu hija, a tu amiga, a tu hermana, y la realidad te alcanza aunque cierres los ojos.

Tenemos que abrir los ojos y comprender que el machismo es una lacra que afecta a toda la sociedad, porque por desgracia, como decían en un comentario en redes sociales, "el machismo no perdona ni a sus aliados".

0 comentarios:

Publicar un comentario