marzo 21, 2017

Follarse una bandera entre aplausos

Después nos seguimos preguntando cómo pudo pasar lo de Hitler, pero aquí estamos 80 años después cayendo en la misma mierda de la que se aprovechan los nacionalismos una y otra vez cada vez que hay una crisis. La historia de siempre para unir a la masa creando la figura de un enemigo. El de fuera, el extraño, el de otra cultura o raza, que es el que nos viene a quitar, que es el que se lleva todo, que primero los de casa, etc, etc...

Pero después los que más se llenan la boca con que haya que ser muy y mucho español se follan la bandera y les escupen en la cara a los que les siguen a ciegas, robándoles y recortándoles los derechos para seguir pagándose las juergas, repartiéndose el botín entre amiguetes de constructoras, bancos, empresas que no pagan como el resto de patriotas (a las que después se defiende como si fueran patrimonio del país), y llevándose el dinero a paraísos fiscales que curiosamente ni tienen bandera patria ni están al alcance del resto de patriotas de la calle.

Sin embargo no pasa nada, que ya nos señalan que el problema es el de fuera, que ya saldrán los borregos suficientes que una y otra vez caigan en la misma mentira, mientras los de siempre se descojonan porque siga funcionando lo de meter miedo con el "extraño".

Patriotismo

0 comentarios:

Publicar un comentario