septiembre 17, 2016

Cuando la culpa del terrorismo machista también es de la mujer

Quizás una de las mayores muestras de hasta donde llega la infección de esa enfermedad de la sociedad que es el machismo es que lo primero que se menciona cuando se intenta luchar contra él, a modo de prevención, siempre va por el lado de que es la mujer la que debe tener cuidado con lo que hace, dice, como viste, por donde sale, a qué horas, si va sola, etc.



Y es que aunque no destaque tanto como la noticia de un asesinato, o una violación, sí es un síntoma clarísimo de todo lo que hay bajo la superficie. Del retraso tan grave que tenemos en la sociedad. Algo que vemos también en muchas de las respuestas a artículos que traen por momentos a primera línea, antes de volver a mirar para otro lado, lo enraizado del machismo en la mente ya no sólo de hombres sino también de mujeres.


Sí. Si contamos la historia completa de Tiziana, algo que muchos no hacen, incluyendo a quien quiere defenderla haciéndole un flaco favor al contar sólo una parte, le grabaron un vídeo durante un acto sexual, situación de la que ella era consciente ya que incluso pronunciaba una frase en el mismo, "Stai facendo il video?. Bravo" ("¿Estás haciendo el vídeo?"). Ese vídeo se lo envió a su ex y a otras tres personas, y podemos opinar todo lo que queramos sobre si fue una buena idea o no, pero eso no da carta verde para que su ex subiera el vídeo a internet como venganza, que la frase de ella llegara a estamparse en camisetas, que incluso jugadores de fútbol italiano bromearan con ella, y que literalmente a Tiziana le hicieran la vida imposible. La historia, tras cambiar de ciudad, cambiarse incluso el nombre, pelear porque retiraran el vídeo de internet, que, para mayor humillación le hicieran pagar a ella las costas judiciales, a pesar de ganar el "derecho al olvido", cuando jamás dio el consentimiento para que esos vídeos se hicieran públicos, llegó hace pocos días con su suicidio teniendo 31 años.

La Guardia Civil terminaría lanzando otro mensaje más tarde, tras la queja de una usuaria de Twitter, donde pasaría a indicar el delito de quienes habían subido el vídeo a internet y lo habían distribuido por redes sociales y programas de mensajería. Aún así, el "tuit" inicial de la Guardia Civil, es una muestra más de un problema de toda la sociedad; lo que queda claro con los comentarios que se pueden leer cuando salen noticias de este tipo.

Sin ir más lejos, habiendo empezado a escribir este texto, en un momento en que buscaba los enlaces, leí una noticia sobre el ataque a mujeres por vestir "shorts" en Francia, y en uno de los comentarios de esa publicación en una red social, una mujer venía a decir que hasta a ella le llamaban la atención, y que era normal que para los hombres fuera una provocación...

Al parecer todavía quedan muchos, tanto hombres como mujeres, que siguen con la línea de pensamiento de las cavernas, donde el ser humano todavía no se distinguía mucho de un animal y no se actuaba tanto por un raciocinio poco evolucionado como por instinto. Algo que, recuerdo, me dejó con la boca abierta cuando en una conversación hace unos años con una chica donde estábamos hablando de si otra chica intentaba ligar con su novio (sin saber que tuviera pareja), la llamaba de todo, diciendo que si provocaba a su novio él, al fin y al cabo, era un hombre, y a los hombres les costaba resistirse... Es decir, que si le era infiel la culpa no sería tanto del novio, que al parecer acababa de salir de la caverna y no había podido hacer nada, pobre, frente a la llamada de la naturaleza. La culpa sería de la otra chica que le había sibilinamente provocado...

Lo mismo pasó hace poco cuando un diario de tirada nacional sacó un artículo con la foto de Diana Quer, una chica que ahora mismo sigue desaparecida. Varios comentarios se centraron en lo cortos que eran sus pantalones, en que si iba así vestida por la noche y sola tan responsable no sería... Y es que no hay mayor muestra de hasta donde llega la podredumbre de la enfermedad machista cuando ante cualquier muestra, ya sea de micromachismo, o directamente de terrorismo machista, pocos son los que hablan de lo que no debería haber hecho el salvaje de turno, y ponen el acento en lo que la víctima debería haber hecho para evitarlo. Incluyendo a la jueza que terminó por preguntar a una víctima de violación si había cerrado bien las piernas.

El broche de oro, quizás la máxima prueba del machismo, es cuando al sacar a la luz todos estos casos, siempre hay algún hombre que se presenta indignado, quejándose de que se habla demasiado de machismo, de que se está todo el tiempo a vueltas con lo mismo, para finalmente terminar presentándose como víctima. Da lo mismo que se hable de los 60 asesinatos cada año en España (30 llevábamos este año a mitad de Agosto), o de que se viola a una mujer cada 8 horas de media que siempre habrá un macho dolido porque parezca que todos son malos y él no tiene la culpa de ser hombre... eso sí, en toda su defensa se olvidará de condenar el acto de terrorismo machista donde ha comentado, o como mucho empezará con un "no es que lo defienda pero...", igual que los que dicen "no soy racista pero...". Y eso si no te sale algún imbécil hablando de todas las denuncias falsas como si fueran todas cuando sólo el 0,4% de denuncias lo son, o ya el iluminado de turno, tan habituado a que su neurona haya aprendido a hablar con el eco de su cabeza, pensando que al repetir todo lo que dice es que le da la razón, que es capaz de asegurar que en realidad también hay mucha violencia hembrista pero que las estadísticas se ocultan... como si de verdad se creyera (y el problema es que se lo cree) que las cifras sobre toda la violencia, acoso, humillación que sufren las mujeres por el simple hecho de serlo equivalieran a la de los hombres.

En una enfermedad que afecta a toda la sociedad es un deber de todos combatirla. No se trata de un problema sólo para las mujeres, y por lo tanto, del que sólo ellas se deban ocupar apoyándose y luchando; se trata de un problema de todos ante el que no podemos mirar hacia otro lado como hicieron hace unos días en el metro cuando un hombre estuvo insultando y amenaznando a una chica que no recibió ayuda por parte de nadie.

Si presencias una actuación machista, protesta. Si presencias un ataque machista, actúa. Si queremos acabar con el machismo, tenemos que señalarlo y luchar contra él.

P.D. Un saludo a todos esos que como argumento de defensa, cuando se habla del machismo y las muertes que provoca, sueltan que en las guerras mueren muchos hombres porque simplemente por ser hombres están obligados a acudir con el ejército.

Todos esos que no son capaces de ver que, precisamente que el hombre siempre tenga que dar una imagen, y se tenga que comportar como un "macho alfa"; que no llore, que exude testosterona, que no corra como una niña cuando es pequeño, que no juegue con muñecas, que sea un "figura" si de mayor liga mucho (ya sabemos lo que dicen de una mujer que haga lo mismo); o que sea un buen soldado porque las mujeres no pueden serlo (por eso a muchas fuerzas armadas hasta hace poco no se podía unir una mujer y sólo iban hombres, igual que si retrocedemos un poco más las mujeres tampoco podían ir a una universidad porque estudiar era algo de hombres), es precisamente, y directamente, culpa de una sociedad machista.

P.D.2. Por cierto. Para esos que se quejan de que el hombre tenga que ser soldado, no les vendría mal que les recordemos que en las guerras está a la orden del día las violaciones de las mujeres que son tratadas como botín de guerra. Incluso por parte de las fuerzas armadas de pacificación, como las 69 violaciones por parte de cascos azules en el 2015.

0 comentarios:

Publicar un comentario