abril 02, 2007

Y Polonia se empezó a escorar...

Vamos a ver si recupero el tiempo perdido:

1-Marek Orzechowski es el viceministro polaco de Educación que en la reunión de ministros de Educación de la UE en Alemania pidió a los gobiernos europeos prohibir totálmente el aborto y la propaganda homosexual. No contento con las respuestas incrédulas que obtuvo, unos días después en unas declaraciones a una radio polaca dijo que quien reconozca su homosexualidad no podrá ejercer de maestro... lo que resulta como mínimo curioso teniendo en cuenta que en el gobierno polaco se ha reconocido que participan varios homosexuales. Tras las críticas desde la propia Cámara Baja de Polonia Orzechowski "matizó" las declaraciones diciendo que en realidad se va a promulgar una ley que permita expulsar a los profesores que hagan propaganda homosexual... aunque todavía no puede precisar que se va a entender como propaganda homosexual.

Tengamos en cuenta que no sólo el viceministro de educación se ha expresado en ese sentido ya que el primer ministro polaco, Jaroslaw Kaczynski anunció que su ejecutivo prepara una ley que prohibirá todo tipo de “propaganda homosexual” en las escuelas e institutos del país. De esta forma, cualquier miembro de un colectivo GLTB no podrá dar ninguna charla ni taller en un centro educativo en Polonia.

Y el viceprimer ministro polaco, Roman Giertych, ha propuesto crear una Carta de los derechos de las naciones europeas que trate de los valores esenciales de la UE, como la identidad nacional o el respeto por la vida humana y la familia, en la que se incluya también la prohibición del aborto y lo que calificó de "propaganda homosexual".

En el caso de este último no podemos asombrarnos pues su padre, el eurodiputado Maciej Giertych, ya desató la polémica al haber editado una obra racista, xenófoba y antisemita de 32 páginas en la que se aparece el logotipo de la Eurocámara. Este mismo eurodiputado ya levantó una polvareda política al elogiar la figura de Francisco Franco el pasado 3 de julio de 2006, durante una sesión del Parlamento convocada precisamente para condenar el régimen franquista.

Nada, que después de haber sufrido las represiones del comunismo más radical ahora parece que el gobierno de Polonia se empieza a situar al fondo a la derecha, como los cuartos de baño.

0 comentarios:

Publicar un comentario