abril 19, 2007

¡Viva el Oeste!

Recuerdo unas escenas del documental de Michael Moore llamado "Bowling for Columbine" en las que se hacía recuento de las muertes por arma de fuego durante un periodo de un año en distintos países, entre ellos Inglaterra, Francia, Japón, etc... si no me equivoco las muertes sumadas entre esos países no llegaban al millar mientras sólo en EEUU se superaban las once mil... aunque teniendo en cuenta que hay unos doscientos millones de armas de fuego en EEUU igual tampoco es para tanto.

Ese documental tenía como fondo la masacre perpetrada por dos alumnos en el instituto Columbine en la que murieron 14 personas si no recuerdo mal... ahora ya se puede hacer otro documental tras el asesinato de 32 personas en la Universidad de Virginia a manos de un estudiante de 23 años.

Habrá quien piense que después de estas muertes se hará por fin algo pero creo que debemos desilusionarnos.

La única restricción en Virginia para las armas de fuego es no comprar más de una cada mes...y el estudiante se hizo con sus dos pistolas los días trece de Marzo y Abril...quizás en Virginia piensan que en un mes una pistola se puede desgastar tanto que se necesite otra.

Por otro lado se ha especulado con que el asesino llevaba cargadores de mayor capacidad de la normal. Recordemos que esos cargadores habían sido prohibidos pero hace unos meses y antes de que los republicanos perdieran el control de las cámaras se volvió a aprobar su venta.

Según la ley de EEUU conocida como "mi casa es mi castillo" se puede disponer de armas dentro de casa como medida de defensa en caso de posibles asaltos...aunque hace tiempo que los indios ya no atacan las caravanas. Y no recuerdo si al final se aprobó en Texas la ley que permitía usar las armas en las calles si se observaba que alguien estaba cometiendo algún acto sospechoso.

Ahora todo el mundo se echa las manos a la cabeza y se preguntan por la conveniencia del derecho a poseer armas que recoge la Constitución de EEUU. Pero la respuesta de un sector bastante amplio no deja lugar a las dudas:

El problema de VirginiaTech no se debió a que el asesino en vez de ahorrar para comprarse una consola decidiera comprar dos pistolas y se las vendieran como si nada, el verdadero problema es que no se permite ir a todo el mundo armado en la universidad con lo que se hubiera detenido al asesino mucho antes...

Dejando de lado que, el asesino empezó matando en unos dormitorios, volvió al suyo a recargar mientras que, en vez de desalojar el campus se limitaban a enviar un correo electrónico a los alumnos (hay correos que no leo hasta una semana después), y continuó más tarde con la matanza hasta que al quedarle pocas balas se terminó suicidando, sólo me queda por decir una cosa:

En el país de la Patriot Act y los ataques preventivos para que vamos a restringir la venta de armas. Demos una a cada niño al cumplir los cinco años y "¡VIVA EL OESTE!".

0 comentarios:

Publicar un comentario