noviembre 24, 2006

Procesos y procesos 2.

Pasando de lo que se supone en definitiva era un proceso de pacificación... el iraquí de posguerra vuelvo a otro proceso de paz que nos pilla más cerca...

El proceso de paz con ETA. ¿Alguien lo hace bien?

Si hemos ido siguiendo las noticas no podemos dejar de preguntarnos si merece la pena tener esperanza, no ya por la paz sino por nuestros políticos.

Hemos visto al PP, machacar una y otra vez las posibilidades de un proceso de paz, y no soy el único que piensa que serían los primeros en aplaudir si el proceso no sale adelante, al fin y al cabo ya sabemos de que son capaces en un momento de desesperación para intentar mantener o conseguir un poder... hemos podido asistir incluso a la negación de la posibilidad de la apertura de un diálogo. El mismo diálogo que ya se produjo en época de Aznar, con acercamiento de presos incluído, y del que se guardan multitud de declaraciones que hacen incomprensible que ahora se quiera jugar con la poca memoria de el pueblo...

Sin embargo dejemos al PP y su política de "No a lo que sea que vayas a decir" y pasemos al partido que en esta ocasión está teniendo su oportunidad para dialogar e intentar resolver el problema.
Sincéramente, el PSOE me preocupa y más aún Zapatero. Cierto es que no ha obtenido la ayuda que habría que esperar de la oposición en un tema tan importante como es el final de la violencia, sin embargo casi en la misma medida en que el PP se afana en destruir cualquier posibilidad, me da la impresión de que el PSOE se agarra a una ilusión exagerada...
Si bien, todo pareció empezar bien, con el alto el fuego permanente, la paralización de la violencia callejera, etc hemos podido comprobar en estas últimas semanas como esa violencia ha vuelto a resurgir, Batasuna cada vez se muestra más desafiante y la propia ETA aporta su "granito de arena" robando 350 pistolas en Francia.

Estoy totálmente convencido de que hay que intentarlo, que estamos ante una oportunidad que no podemos dejar pasar, y sin embargo me da la sensación de que el gobierno no ha pensado del todo lo que podría significar un fracaso después de la ilusión despertada y no me refiero a las consecuencias políticas.

Puede que esté equivocado pero me da la impresión de que el gobierno ha basado demasiado su política en la consecución de ese éxito, de la misma forma que el PP la ha basado en el fracaso de ese proceso.

Llegado el momento ETA no parece dispuesta a colaborar lo suficiente e intenta autoafirmar su fortaleza volviendo a las andadas para evitar en todo caso dar una sensación de derrota. Era por supuesto algo esperado, oímos en muchas ocasiones que iba a ser un proceso muy complicado y sobre todo muy largo pero una vez más este gobierno está pecando de falta de garra.
Sin embargo la conclusión que mucha gente empieza a extraer es que el PSOE es ahora mismo incapaz de hacer frente a las chulerías de ETA. Puede que desde el PSOE se entienda que es suficiente con repetir que nada se va a hacer si persiste la violencia, pero quizás haría falta un gesto más enérgico porque ahora mismo Zapatero vuelve a pecar, como en anteriores ocasiones ,de dar la impresión de encontrarse como "Alicia en el País de las Maravillas".

Al final parece haberse producido una respuesta, pero sigue faltando la fuerza, se dice que si es verdad lo del robo de las armas se producirán consecuencias, pero se da largas a la hora de especificarlas...

No creo necesario de momento romper el proceso de paz porque todos sabíamos que iban a surgir muchos escollos, pero si que es posible que este sea el momento de dar un golpe en la mesa y plantarse. Decir basta ante la chulería de una banda terrorista que está acabada, paralizar (que no romper) el proceso y demostrar que el gobierno también es fuerte porque tiene detrás de sí la ilusión y también la fuerza de todo un país (salvo de los que prefieren cualquier desgracia que pueda producir un beneficio propio).

Por una vez Zapatero, demuestra porqué te votaron más de la mitad de un país que ya estaba harto de 8 años de desmanes.

0 comentarios:

Publicar un comentario