septiembre 13, 2018

Ofensa a la libertad de expresión

¿Os acordáis de las risas por lo ridículos que resultaban los ofendidos por una caricatura de Mahoma?

No, no me refiero al atentado terrorista en la sede de Charlie Hebdo en 2015, donde todo el mundo de repente era muy fan de la libertad de expresión contra la intolerancia fanática religiosa. No.

Me refiero a unos años antes. Una década antes en concreto.

2005. Cuando la parte más fanática del mundo islámico puso el grito en el cielo porque un dibujante danés, Kurt Westergaard, tuvo el atrevimiento de hacer una caricatura de Mahoma (cuando simplemente dibujar a sus figuras religiosas ya se considera una ofensa) y además le puso una bomba por turbante.

Fue el 30 de Septiembre de 2005 cuando el Jyllands Posten publicó, en un reportaje que trataba precisamente sobre la libertad de expresión, las viñetas de 12 artistas.

¿Os acordáis de eso? ¿Y os acordáis de las risas por esos "enajenados" que clamaban por una ofensa contra sus sentimientos religiosos?

Pero vayamos más atrás aún. A 1988, cuando el escritor indio Salman Rushdie publicó su obra "Los Versos Satánicos". Libro que no solo fue prohibido en muchos países por tratar con irreverencia la figura de Mahoma, sino que además le llevó a ser señalado por una fatwa pidiendo su ejecución por blasfemia.

Esa "ofensa a los sentimientos religiosos" llevó incluso al asesinato de varios de los traductores de la obra a otros idiomas. Lo podéis buscar.

Y sin embargo nos reímos. Nos reímos de que alguien pueda clamar venganza porque han herido sus "sentimientos religiosos". Y a eso lo llamamos FANATISMO. Y a ellos FANÁTICOS.

Pero el fanatismo viene acompañado muchas veces de la HIPOCRESÍA.

La hipocresía que nos hace reírnos mientras los "sentimientos ofendidos" sean los de otros.

Y alguno dirá que aquí no se mata, o amenaza con matar a nadie. Una afirmación ridícula en cuanto uno se da una vuelta por redes sociales y se encuentra mensajes de odio de algunos "buenos cristianos".

Algo tan ridículo como que a Javier Krahe se le intentara juzgar por su vídeo "Cómo cocinar un cristo" más de tres décadas después.

Sí, porque su vídeo era de 1977, pero en 2004, cuando se emitió de fondo en una entrevista en el programa "Lo + Plus", de repente alguien decidió que sus sentimientos religiosos habían sido ofendidos más de dos décadas después.

En serio, una ofensa a los sentimientos religiosos en diferido, seguida de denuncias, desestimadas una tras otra, hasta que en 2012 se abrió un juicio oral en el que Krahe sería absuelto finalmente.

Algo tan ridículo como los 480 € que tuvo que pagar un chaval que, asustado y sin medios, decidió pactar y no seguir adelante con el juicio por un fotomontaje de un cristo al que, con Photoshop, le había puesto su cara.

Como los 3.000 euros que le piden a cada una de las tres mujeres a las que han llevado a juicio por la procesión del "Bendito Coño Insumiso" en Mayo de 2014. Causa que se archivó en 2016 para ser reabierta en 2017 alegando que habían buscado "ridiculizar los dogmas de la fe católica".

Como querer condenar a alguien por escribir que se caga en dios y en el dogma de la perpetua virginidad de María. O lo que es lo mismo, que María fue virgen antes, durante y después del embarazo...

Tan ridículo como que se siga admitiendo a trámite que haya quien diga que "han ofendido sus sentimientos religiosos" en pleno 2018.

Tanto como no saber diferenciar entre que te parezca un imbécil quien hace mofa de tus creencias y exigir que un estado intervenga judicialmente si te sientes ofendido.

Eso sí; esos que se sienten tan "ofendidos" serán a los que muchas veces termines leyendo "pues con Mahoma no te atreves".

septiembre 01, 2018

De jaurías y odios

Hay gente a la que solo le "importa" tu dolor hasta que te atreves a decirles que no piensas igual. Y con los padres de Gabriel, el "pescaíto", está pasando eso.

Pasó con Irene Villa, contra la que se revolvieron cuando se atrevió a decir que los chistes sobre ella no le ofendían. No tenía, al parecer, derecho a opinar que a ella no le afectaban los chistes, y más de uno demostró que solo había usado su nombre mientras le viniera bien a sus intereses.

Pasó con la nieta de Carrero Blanco cuando se atrevió a decir que le parecía un disparate pedir cárcel por unos chistes en Twitter.

Y está pasando con los padres de Gabriel, todo a raíz de que se hayan quejado de la utilización de la imagen de su hijo sin siquiera haberles preguntado.

El motivo, que en un concierto de "Andy y Lucas" se les haya ocurrido sacar una camiseta con fotos de niños asesinados, entre ellos Gabriel, y el lema "Justicia Ya".

____________________________________

La madre, en una carta, literalmente ha indicado lo siguiente:

"Creemos que se han traspasado algunos límites en el momento se decide colocar la foto, en pantalla gigante o impresa en una camiseta, de mi hijo Gabriel pidiendo JUSTICIA YA en el contexto de un concierto musical, pasándose por alto el derecho que tenemos como padres a estar informados y a poder decidir sobre este tipo de cuestiones...

Creo que lo que hubiese procedido en este caso, es cuanto menos informarnos y darnos la posibilidad de decidir si estamos de acuerdo con este tipo de iniciativas, que no han sido impulsadas por nosotros. No sé si me amparan las leyes al respecto, pues no las conozco lo suficiente. Pero si me ampara el sentido común cuando les pido que traten a mi hijo como si fuese el suyo"

____________________________________

Está claro que no se ha hecho con mala intención y, sin embargo, hay algunas cosas que parece que a la gente le cuesta demasiado entender.

Empezando por el propio Lucas, que ha respondido de la peor manera posible. En el modo más gañán soltando que él es padre también, como si entonces supiera perfectamente como se sienten los padres de Gabriel. Y como si no existiera otra forma de actuar.

Diciendo que pide disculpas pero a la vez soltando con prepotencia frases como "desde la parte de este chico, que no voy a decir ni el nombre ya, no vaya a ser que también encima se nos ponga a caldo", o "este país se está volviendo totalmente loco, loco, ahora después pedimos firmas, después nos echamos fotos con políticos"; para terminar con aún más chulería con un "no se preocupe que ya no sacamos la imagen de su hijo pero ahora después no nos pidan firmas a los ciudadanos".

____________________________________

Y siguiendo en las redes sociales donde han empezado a atacar a los padres con frases como:

"Porque no vuelcas toda tu frustración en la asesina de tu hijo y no en la gente buena que solo quiere homenajear a tu pequeño?? No se entiende lo de estos padres."

"Como esta Patricia está enseñando la patita...
Tanto buenismo se veia falso y ahora canta por peteneras!"

"Creo que a la dominica la odiamos más nosotros que ella."

"No es ninguna tontería los padres de Gabriel son podemitas"

"Que ganas de esos padres de ser protagonistas."

____________________________________

Y eso sin contar con quienes dicen que no se quejen porque si ellos sacaron primero la foto de hijo ahora ya es pública.

Lo de que por mucho que alguien saque la foto de su hijo no le da derecho a los demás a usarla donde les de la gana no lo entienden.

Lo de que por mucho que quieras ayudar lo mínimo era haber preguntado a los padres, contándoles la iniciativa que tenían por si querían que incluyeran a su hijo, no lo entienden.

Y sobre todo no entienden que sean sus padres, y que el hijo al que han asesinado es el de ellos, y que tienen todo el derecho del mundo a llevar el luto y mostrar si odian o no como ellos quieran, en vez de como a los demás les sale de los ovarios y cojones.

Pero de nuevo la jauría vuelve a demostrar que el dolor de los demás solo les importa mientras los puedan usar, mientras les digan que sí a todo, mientras no se atrevan a responder que piensan de otra forma. La jauría no se pone de parte de nadie porque entienda su dolor, simplemente aparece donde más alto pueden ladrar.

mayo 22, 2018

make eJpaña great again



Lo vuelvo a repetir (siempre es necesario ante los de la respuesta del manual patriota). No me avergüenza la palabra España, pero me avergüenza, y me produce profundo asco, el mandato que intentan imponer algunos para señalarte como buen o mal español.

Y ahora, también, me produce miedo.

Esos mismos “algunos” que todavía tienen la poca vergüenza de decir que no hay que estar a vueltas con el pasado, porque les interesa que lo olvidemos, ya que así no sabríamos ver que el discurso que hace un poco más de un día sonaba no era ningún cambio, ni ninguna novedad; sino un viejo y asqueroso conocido.

El discurso de quienes prefieren vendar los ojos con un trapo de colorines, de quienes prefieren callarte señalándote como antipatriota si te atreves a protestar, el discurso donde el himno de turno tiene que sonar tan fuerte que se silencien los pensamientos propios en pos de la unidad y su pensamiento único.

El discurso que sonaba hace poco más de 24 horas no sólo es un discurso fácilmente reconocible en la boca de otro Rivera, el fundador de la Falange Española. Es el discurso que también hemos conocido a lo largo de la historia cuando se ha apelado a la unidad de la masa bajo ideales nacionales, esa masa que ha hecho que después nos hayamos terminado preguntando como pudieron encumbrar a monstruos que forman parte de las pesadillas de la historia.

Es el discurso que siempre ha sacado más rédito valiéndose de momentos de crisis, de desesperanza para la gente, incluso de temor. Haciéndoles sentir que los miedos, la impotencia, la sensación de indefensión, desaparecían en la seguridad de la unidad, al formar parte de un grupo donde solo necesitas dejarte arrastrar, donde solo debes obedecer, porque ya piensan otros por ti.

Hace solo dos años el actual Rivera respondía, cuando le preguntaban si Venezuela era una dictadura, en las dictaduras no hay democracia ni libertad pero hay cierta paz y orden, porque todo el mundo sabe lo que hay para a continuación agregar que Venezuela era una tiranía arbitraria donde nadie sabía lo que decían las leyes.

Y, aunque han hecho todo lo posible para que se olvide, y hay quien ha intentado desdecirse proclamando que fue un error, en 2009, para las europeas, un partido xenófobo de extrema derecha, Libertas, se presentó en varios países, acogiendo bajo su ala a otras formaciones. En España la lista que concurrió fue la de Libertas - Ciudadanos, siendo Ciudadanos considerada en aquellos momentos como “la franquicia en España de Libertas”.

Con ese dato no haría falta ni entrar en la denuncia de Enrique de Diego, fundador de Intereconomía sobre la supuesta financiación por parte de Declan Ganley, fundador y presidente de Libertas, de la formación de Rivera.

Ya es suficientemente grave conocer sus compañeros de viaje para que, cuando oigamos discursos sacados de comienzos de la década de los 30, sentir que se nos eriza la piel sabiendo que toda la maquinaria lleva tiempo trabajando a todo trapo para alzar a Ciudadanos hasta el gobierno. A golpes de encuestas que eran imposibles de sostener hasta que empezaran a calar y convertirse en realidad.

Un amigo con quien comentaba el discurso me decía que Ciudadanos ha hecho lo que hasta ahora el PP no se había atrevido a hacer directamente, y en todo caso, añadiría yo, de tapadillo. Lanzar un discurso que llama abiertamente al electorado de la derecha más extrema, de los golpes con sonido nacionalista (aunque dudo si con C o con Z) en el pecho, intentando aprovechar además una época de extremos tan marcados como la que estamos viviendo a raiz del conflicto en Cataluña. Pero eso la Falange también lo conocía bien cuando hablaba del separatismo en sus Puntos Iniciales en 1933.

Sin embargo lo peor, lo más terrorífico, es que lo conseguirán; porque el discurso del orgullo nacional, del “make (pon la palabra de tus sueños húmedos patriotas) great again”, sigue funcionando a golpe de seguridad a cambio de libertad. Después nos volveremos a preguntar eso de “¿Pero cómo fue posible que llegara al poder…?” mientras intentamos apartar la mirada del espejo.

abril 28, 2018

Solo he tenido suerte

TENGO QUE DAR LAS GRACIAS, ya que me he encontrado a varios los últimos días, a esos que me han hecho abrir los ojos para descubrirme, con enorme sorpresa, que soy un macho oprimido por el hembrismo de las feminazis y no me había dado cuenta.

Esos HOMBRES en mayúsculas capaces de ayudar a sus congéneres a pesar de la persecución que sufrimos por parte de las mujeres.

Esos que cuando las mujeres feminazis denuncian el machismo (las mujeres normales son las que no dicen nada como debe ser), siempre acuden en tu ayuda con el #NotAllMen, lanzando un grito amargo rebozado en sus #MaleTears.

Esos valientes cuya principal contribución es recordar "pues hay mujeres malas", como si alguien hubiera dicho que no las hay. O como si el hecho de que las haya reduzca la importancia de violaciones, asesinatos...

Esos que trabajan abnegadamente para preguntar "¿y las denuncias falsas?". Esas denuncias falsas que increíblemente olvidamos aunque se dan a miles o más.

Tengo que dar las gracias a esos que me acaban de descubrir la increíble suerte que he tenido hasta ahora como hombre porque, como me aseguran, "ya me entraré cuando me encuentre con una que quiera arruinarme la vida con una denuncia falsa".

Tengo la piel erizada al darme cuenta por primera vez que algo que pasa todos los días aún no me haya tocado sufrirlo como hombre.

Recordemos que cada vez que se sobresee un juicio porque la mujer no ha podido presentar todas las pruebas, y quedamos libres, en realidad no es porque se respete nuestra presunción de inocencia, sino porque ella ha presentado una denuncia falsa. Que aunque ningún juez la acuse de ello los hombres lo sabemos.

No sabéis lo que agradezco que me descubran que soy al parecer uno de los pocos hombres que se está librando, pero solo hasta que se me acabe la suerte, de esta opresión bestial de las hembristas y/o feminazis...

(¿Son las dos cosas juntas o...? Pregunto para saber si debo tener más miedo).

La verdad es que nunca me había parado a pensar en como he "esquivado la bala hasta ahora" cuando en España cada ocho horas un hombre es violado por una mujer que se cree con derechos sobre nosotros, y eso solo los que nos atrevemos a denunciar.

Tampoco se me había pasado por la cabeza valorar que al año morimos (en realidad no morimos, nos asesinan) al menos un hombre cada semana a manos de mujeres que nos consideran de su propiedad, y eso solo contando los que han tenido una relación con la asesina hembrista; que el resto no entran en las estadísticas. La justicia aliada hembrista no nos cuenta.

No había reparado en la suerte que he tenido de que, si en un parque en pleno Agosto a 40°C me he quitado la camiseta, no haya habido alguna que no haya podido reprimir las ganas de tocarme; aunque sea para echarse unas carcajadas con el resto de sus amigotas para demostrar que es toda una hembra alfa. Eso sí, la culpa sería mía por haber provocado. Que las mujeres... son así. No son de piedra y no pueden evitarlo.

Peor aún, no me había dado cuenta de lo afortunado que soy cuando al volver a casa solo por la noche tengo que llevar las llaves en la mano por si me tengo que defender de una hembrista. Y mira que cuando voy por la calle, a plena luz del día, y sin cortarse, cada cierto tiempo no falla alguna opinando sobre como visto, y diciendo lo que me haría; pero por la noche me da más miedo.

Y no es que debiera preocuparme solo de que me roben, es que siendo hombre es peor, porque un robo es lo menos malo que me puede pasar con una hembrista.

Aunque peor es cuando se trata de un grupo de hembristas, que cuando ven que me molestan, o directamente me asustan sus comentarios, les parece tan gracioso que pase miedo que vienen detrás para continuar con la diversión mientras yo deseo, acojonado, llegar a mi portal y cerrar la puerta, no vaya a ser que alguna entre detrás y me quede a solas con ella o ellas.

No sabía lo afortunado que soy de no haber sentido jamás miedo a si la hembrista de turno igual no se iba a contentar solo con reírse.

Tengo ya asumido que en los bares es normal tener que quitarme a hembristas de encima, a las que me cuesta hacerles entender que no me molesten. Y encima cuando las rechazo me ponen a parir.

Ya sabéis, cualquier pobre hombre las conoce y se ha tenido que enfrentar a ellas. Son esas que se te acercan cuando los tíos salimos en grupo diciendo "¿Qué hacéis ahí solitos?". O las que cuando salimos del bar de repente se te pegan preguntando "¿te acompaño para que no vayas sola?". Aunque cuando te cuesta varias negativas, y acelerar el paso, te das cuenta de que esa hembrista no estaba preguntando.

Tengo tanta suerte que hasta ahora no me había parado a pensar en las campañas que me dicen lo que tengo que hacer para evitar todo lo posible que una hembrista me viole.

Sin embargo empiezo a asumir que, si alguna termina haciéndolo, empezarán a preguntar lo que yo vestía, por qué andaba por tal calle, solo, a esas horas, si venía de fiesta y había bebido... Me preguntarán si había provocado a la hembrista de alguna forma, si igual había tonteado un poco (con ella o con la que sea, porque una vez que lo haces ya le has dado permiso a cualquiera de ellas). Y será peor si llegué a darme un beso con ella, porque que después yo no quisiera seguir, que hubiera cambiado de idea, daría igual.

Tengo que empezar a ser consciente como hombre de que si un día llega el momento en que una hembrista me viole tengo que elegir entre que me mate si me intento defender o que no me crean. Igual termino tirado en un pozo mientras hablan de cuanto ligaba, o aseguran que fijo me he subido en el coche de la primera que pasó porque soy así de "ligero de cascos".

En serio. Gracias por descubrirme la enorme suerte que he tenido hasta ahora cuando lo normal es que en las entrevistas de trabajo me pregunten si tengo novia o me la voy a echar... Y hasta ahora no lo han hecho conmigo.

Como macho oprimido empiezo a tener miedo de que una hembrista me escriba por LinkedIn, o algún otro sitio solo con la intención de ligar.

Tengo miedo a que cuando responda a una oferta de empleo me pidan una foto de cuerpo entero, con poca ropa, y de repente me hablen de lo importante que es que yo sea simpático, solícito, y ofrezca disponibilidad para relaciones esporádicas...

Es más, soy un tío tan tan afortunado que todavía no ha habido ninguna hembrista repugnante que, sin conocerme de nada, me haya mandado una "fotocoño"; cuando todos sabemos, aunque no se hable, que los pobres machos oprimidos por las malas mujeres lo sufrimos cada dos por tres.

Ufff... Me empieza a dar miedo salir a la calle ahora que soy consciente de la suerte que he tenido hasta ahora. Es más, hace dos días daba miedo salir porque habían miles de hembristas gritando algo de violaciones y estoy seguro de que odian a todos los hombres. Y si cualquiera de esas femilocas me ven...

Pero hay que ser positivo, quedarse con la parte buena, dar gracias por la suerte tenida. Y mi mayor suerte ha sido conocerte a ti, hombre que te preocupas por mí sin conocerme por ese compañerismo entre oprimidos, que luchas contra una sociedad hembrista que nos pisa, y que aún así sacas tiempo para abrirme los ojos.

No sé qué sería de mí si hubiera seguido por ahí sin que nadie me hubiera mostrado el terrorífico peligro del hembrismo.

Porque hasta ahora no me había encontrado ni una vez con un tío diciendo "también hay malas mujeres" cada vez que violan o asesinan a una. Ni una sola vez había tenido que leer lo mal que lo pasan los hombres por las hembristas y por las leyes que las "protegen" mientras otra mujer se desangra por las cuchilladas en el cuello que le ha dado su pareja por intentar dejarle. A ninguno le había leído repetir ese titular de copia y pega que lleva casi una década repitiendo "nadie habla de los 30 hombres...".

Ni una vez. Solo he tenido suerte al parecer. 

abril 05, 2018

No, la sociedad no avanza gracias a la religión, avanza a pesar de ella


A raíz de una publicación ayer, donde, sin dejar de valorar el haber nacido en España, la autora se atrevía a hacer autocrítica de muchos aspectos que hacen que se avergüence cuando la relacionan por el país, uno de los más comentados (si ignoramos los típicos que se lo toman como una ofensa personal y su nivel de autocrítica se queda en un “pues si te no gusta vete a otro país”, porque no hay nada más patriota que intentar callar o expulsar a quien quiere que el país sea mejor) fue la mención a las banderas a media asta en todos los centros militares en conmemoración de la muerte de Cristo.

Recordemos que España es un país aconfesional, es decir, que no se debe a ningún credo, y que por lo tanto, sea cual sea la religión de la que hablemos, debería haber una separación del estado por mucho que haya quien siga defendiendo la tradición cristiana con el mismo ardor que si siguiéramos en el medievo. Gente que me imagino que si es por tradición cristiana serían capaces de rescatar los autos de fe.

Y no se trata de ningún ataque a las creencias, que me parece perfecto que cada uno crea en lo que quiera creer, sino en obviar que España, por mucho que se hable de aconfesionalidad, se sigue en cierto sentido rindiendo pleitesía al concordato.

Podemos poner como ejemplo el dinero destinado a la iglesia católica por parte del estado, y cuando digamos que cada uno se debería pagar su religión no faltará tiempo para que salte el que diga que sólo se paga a la iglesia en base a quien marca la casilla de la declaración de la renta. Pero esto, que queda muy bonito sobre el papel, en el fondo resulta falso. No sólo el porcentaje que se destina a la iglesia católica se sigue manteniendo en unos niveles que se siguen manteniendo en base a prorrogar acuerdos que deberían haber caducado hace más de dos décadas (unos 240 millones de euros al año si no recuerdo mal la cifra), sino que la principal financiación de la iglesia no se hace con esa asignación a través de las declaraciones.

La principal financiación de la iglesia consiste en realidad en lo que no se le cobra. En los privilegios a base de exenciones a la hora de pagar impuestos por sus propiedades. La iglesia, una de las mayores propietarias de inmuebles se libra de pagar miles de millones anualmente (y creo recordar que se barajaban cifras en torno a los 11.000 millones).

Todavía podíamos encontrar hace unos días a quien decía “pues si no te gusta la religión no cojas vacaciones en Semana Santa, ni en Navidad”, y no se trata sólo de la necedad de ignorar que las fechas de la mayoría de festividades cristianas simplemente se situaron en festividades que se celebraban previamente al cristianismo para hacer más fácil su asimilación; o que se ningunee la lucha de los movimientos sociales para conseguir derechos como las vacaciones de las que podemos disfrutar hoy, y que aún así en los últimos años nos han ido recortando. Es que, si me dices que por no ser creyente no puedo coger vacaciones, entonces no quiero que ni un euro del estado vaya a las arcas de la iglesia. Te acercas tú a la más cercana y te la pagas. Y a ver si así son capaces de sufragar los gastos de todas sus propiedades, pagando impuestos “religiosamente”. Y si no pueden mantener las propiedades, que las vendan, o las alquilen o… Cuando hagan todo eso entonces me echas en cara que yo coja vacaciones cuando coincide que se celebra una festividad cristiana.

Criticar que en un país aconfesional haya una orden para ondear la bandera a media asta en todos los centros militares, que los ministros acudan a ciertas celebraciones como si fuera un acto oficial, o que se le sigan permitiendo privilegios a la iglesia católica no es un ataque contra las creencias, es una cuestión de cordura y razonamiento sobre la actuación del estado.

Sí, claro que a otras confesiones, como respondía uno, se le destinan también unos cientos de miles de euros, pero no se trata de decir “pues los otros…”, porque cada vez que el nivel de respuesta se estanca en el “y tú más” ya vemos quienes terminan gobernando en el país. Se trata que ni el cristianismo, ni la fe musulmana, ni la judía, ni ninguna deben recibir ninguna aportación, ni se les debe permitir ningún privilegio. Y no debemos olvidar que el Tribunal Europeo ha tenido que multar a España por el trato de favor hacia la iglesia a la hora de las adquisiciones de inmuebles.

Pero todavía podía ir más lejos la defensa que algunos hacen sobre la religión, y es que la misma persona que hablaba de tradición cristiana para defender que la bandera ondee a media asta también llegaba a decir, y no es la primera vez que lo escucho, que los países más avanzados son los cristianos… y sinceramente, cuando escucho eso no sé si reírme o llorar.

Si de verdad nos queremos creer que los países más avanzados son los cristianos, y sobre todo nos queremos creer que sno avanzados “gracias” al cristianismo, deberíamos cerrar los ojos ante tantos datos que lo desmienten que resulta vergonzoso hasta el hecho de tener que debatirlo.

Si hablamos de países avanzados ¿cuál es la religión predominante en Japón? ¿Qué pasa en Corea del Sur donde cristianismo y budismo casi van de la mano?

¿Y china? De China se pueden decir muchas cosas y no precisamente buenas, pero resulta que es una potencia mundial, muy por delante de cualquier país europeo, muy por delante de la mayoría de países del mundo. ¿Cuál es su religión mayoritaria?

Como digo a China se le pueden reprochar muchísimas cosas, así que podemos probar con un cambio de visión y mirar países cristianos que se supone que son los más avanzados:
Kenia es un país de mayoría cristiana con una población similar a España, unos 46 millones de habitantes ¿es más avanzado que China? En la República Democrática del Congo el cristianismo es seguido por el 80% de sus habitantes (82 millones en total), lo que hace que se considere a la República como uno de los países con más católicos del mundo. Debería estar entonces entre los países más avanzados del mundo ¿verdad?

Cambiemos de continente y fijemos nuestra mirada en América del Sur ¿Cuál es la religión mayoritaria en los países de ese continente? ¿Cuántos son considerados de los más avanzados del mundo?

Y si hablamos del extremismo en otras religiones también podemos hablar del Ejército de Resistencia del Señor, que durante dos décadas masacró población en el norte de Uganda siendo una milicia extremista cristiana. Porque el problema no es la religión en sí, sino los fanáticos de turno que intentan imponer su visión.

El problema que comete cualquier fanático, y curiosamente coincide con quienes más obstáculos ponen para evolucionar, es sus razonamientos parten de una visión limitada a mirarse el ombligo, a creerse el centro del universo como cuando a Galileo le juzgaron por atreverse a insinuar que nuestro planeta, es decir, el hombre como creación de dios, no ocupaban el centro del universo.

El razonamiento, o la falta de él, que lleva a más de uno a decir que los países cristianos son los más avanzados, tiene mucho que ver con esa visión occidental blanca donde otras culturas son olvidadas como si no existieran (algo que se inculca cuando desde la educación se centran en el estudio del mundo clásico grecorromano ignorando otras culturas con un legado igual o superior, por ejemplo la china), y donde incluso se obvian otras regiones a las que llevamos nuestras creencias mientras esquilmábamos sus recursos.

Quien habla de cristianismo como el modelo a aspirar en realidad sólo piensa en Europa y América del Norte (borrando en cuanto pueden de su memoria a México aunque Ciudad de México sea la ciudad con la población más elevada de toda Norteamérica).

Por eso, intentar ligar evolución a cristianismo ignorando todo lo que ha luchado el cristianismo contra la evolución de la sociedad, algo que sigue hoy en día en vigor, es ya no sólo ridículo, sino un insulto a la razón.

Hablar de evolución como mérito del cristianismo en España, donde se lleva a juicio y se condena a alguien por hacer un montaje con su cara en la imagen de un cristo es deplorable.

Intentar ponerle medallas al cristianismo en un país donde se puede llevar a juicio por “cagarse en dios”, es decir, por cagarse en una figura que existe en unas “creencias”, es de un nivel demagógico terrible. Y si seguimos con España podemos hablar de la denuncia contra la drag-queen por hacer una performance vestida de una virgen en el carnaval de Las Palmas.

Pero quizás la denuncia que mejor representa la involución a la que intenta someter el cristianismo a la sociedad es la que se efectuó en 2010-2012 apróximadamente contra Javier Krahe por el vídeo “Como cocinar un cristo” y que se había grabado ¡en 1977!. Un gran ejemplo de avance del cristianismo ¿verdad?

La sociedad no evoluciona gracias al cristianismo, la sociedad evoluciona a pesar del cristianismo, igual que en cada país evoluciona a pesar de sus religiones, no gracias a ellas. Podemos hablar de cómo en algunas sociedades los más fundamentalistas han impuesto su visión frenando el avance, la única diferencia es que hay otras donde los fundamentalistas no son los que van ganando.

marzo 31, 2018

Prohibido pensar. Prohibido hablar.

Leer una noticia sobre dos cantantes de un concurso televisivo que se atreven no sólo a pensar por sí mismos sino a expresarlo. Y cuando llegas a los comentarios se te cae el alma a los pies y empiezas a comprender que tenemos los políticos, ya sean de un color u otro, ganados a base del borreguismo de muchos.


Gracias a esos que cuando hablas de política miran hacia otro lado incómodos porque prefieren "no meterse en líos" mientras les siguen robando sus derechos. Gracias a esos que cuando tú te atreves a hablar te dicen que te calles. Que no opines. Que no molestes.

Tener que leer "quiero que no opinen de política porque pueden ofender a los que no pensamos como ellos" ya es un buen comienzo para entender el por qué estamos de mierda hasta el cuello.

Que se callen porque pueden molestar. Y así nos va, años con mierdas de gobierno pero  oye, silencio, que si tienen pensamiento propio mejor que se lo callen no vaya a ser que otro se moleste por escuchar ideas distintas a las suyas...

Y claro. Es que como son cantantes que se dediquen a cantar y no opinen (alguno llega a decir "que para eso les pagamos") ... Y si fueran futbolistas tampoco podrían hablar. Y si son actores menos. Y si son panaderos tampoco. Vamos, en definitiva que sean lo que sean se callen, que aquí eso de pensar por uno mismo ya resulta sospechoso, pero atreverse a decirlo en voz alta es casi insultante. Que aquí para ser muy y mucho español lo que hace falta es no pensar distinto al resto de la masa y regurgitar el ideario político de la mayoría de turno o callarse y agachar la cabeza. O eso o te dicen que si no te gusta te vayas a otro país. Porque no hay nada más patriota que mandar fuera a quien quiere que su país sea mejor. Y en vez de alegrarse de que personajes públicos se animen y animen a pensar... Shhh

Y no falta los que dicen "son unos niñatos, cuando maduren...".

¡Cuánto me recuerda a aquel que me decía teniendo yo 20 años que es que era joven y ser rebelde era lo normal pero ya se me pasaría! En su cabeza no le cabía entender que había ideas que ya tenía muy claras y no tenían que coincidir con las suyas. Y supongo que buscaría otra excusa para no aceptar que sigo defendiendo lo mismo con otros 20 años más encima.


Porque claro, ¿para qué animar a los jóvenes a pensar y a perder el miedo a debatir? Aquí no se puede salvo que seas un "pollavieja", de esos mismos que nos llevan robando décadas... Mientras, mátales las ganas de pensar, que ya lo harán cuando tengan 60 años y sea tarde para cambiar nada.

Después nos preguntamos como tenemos la mierda de situación que tenemos... Pues no tiene mucho secreto, sólo hace falta leer muchos de los comentarios.

marzo 20, 2018

Sanguijuelas del dolor


Después a alguno le molesta escuchar que es una puñetera vergüenza como hay partidos que están usando a las víctimas, y el dolor de sus familias, para sacar rédito político. Partidos que intentan mantener, o incluso endurecer, leyes que no serían necesarias si simplemente se cumplieran las condenas que ya existen en nuestro código penal; sin meter otras que nos hacen retroceder como sociedad.

Tras una concentración apolítica Ruth Ortiz, la madre de Ruth y José, los niños asesinados por José Bretón, no pudo callarse al comprobar como el PP posaba al lado del cartel con la foto de las víctimas, y les recriminó que no hubieran acudido simplemente como cuualquier otra persona anónima, que hubieran intentado politizar la plataforma y usar a las víctimas.
Hasta hace un rato no he visto la foto de políticos del PP delante de la pancarta, donde, entre otros, estaban las fotos de mis hijos. De mis hijos no se aprovecha nadie, a mis hijos no los utiliza nadie para politizar nada; el que quiera o la que quiera que lo haga con sus hijos, con los míos, no.
http://www.huelvainformacion.es/huelva/Ruth-Ortiz-PP-utilizar-manipularlas_0_1228377839.html

Una plataforma con la que, aunque no coincido en la petición de no derogar la prisión permanente revisable, tiene todo el derecho del mundo a que ningún político, del signo que sea, venga a hacer campaña a costa del dolor.

Poco después Pablo Navarro Cañas, miembro de Nuevas Generaciones del PP, y militante del partido, ha tenido ya no solo la poca vergüenza de intentar seguir politizando para colgarle medallas el PP por su “defensa” de las víctimas mientras le reprochaba a Ruth Ortiz las críticas a los políticos del PP que acudieron a la concentración, sino que de forma vomitiva le ha soltado un "Pues sarna con gusto no pica". Vamos, que le ha faltado decirle “Pues te jodes”.

https://www.elplural.com/politica/2018/03/20/insultos-ruth-ortiz-nuevas-generaciones-partido-popular

Con el revuelo montado, y casi con toda seguridad, con el llamada urgente desde su partido, después ha procedido a borrar el “tuit”, a disculparse por el mensaje “desafortunado”, y a decir que no tiene que ver con la organización en la que milita, ni piensa así…


El problema es que si lo ha puesto es porque lo único que no ha pensado es en morderse la lengua, por mucho que después intente escurrir el bulto.

Atacar a una madre que está reprochando que usen la imagen de sus hijos asesinados no es una respuesta “en caliente” contra un ataque, es una forma de pensar repugnante. Y es una demostración más, y no es la primera, de que en realidad el dolor de las familias sólo les interesa si pueden aprovecharse de él.

Y en caso contrario son capaces de usarlo como arma, con ataques parecidos a los que hemos visto contra el padre de Gabriel, al que en redes le han llegado a decir que si era de Podemos que apoya a los inmigrantes, y quiere derogar la PPR, se aguante con el asesinato de su hijo.

Y pasó también en el caso de los chistes de Irene Villa.

Cuando ella mostró más dignidad que nadie, respondiendo que no se sentía ofendida por el humor negro a su costa, hubo una reacción por parte de la jauría revolviéndose en su contra por atreverse a decir que tampoco había que darle más vueltas. No le aceptaban que ella dijera que no le ofendía, y hubo quien incluso llegó a echarle en cara que poco hacía a favor del resto de víctimas…

Son sanguijuelas del dolor, a las que sólo les importan las víctimas mientras puedan engordar alimentándose de su sangre. Pero lo peor de todo es que entre esas sanguijuela, algunas llegan a pertenecer a partidos políticos, y a ejercer cargos con poder.